Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Comprar café
El somelier

CAFÉ EN GRANO, ¿CONOCES TODAS SUS VARIEDADES?

Comprar café en grano es una de las mejores formas de disfrutar de un buen café. Moler los granos justo antes de preparar la infusión mantiene todo el sabor, aroma e intensidad de un buen café.

El café en grano tostado, forma habitual de comprarlo hasta hace pocos años, perdió popularidad con la comercialización del café molido listo para usar. Aún así, podemos encontrar bolsas de café en grano natural o café descafeinado en grano al lado de la variedad de cafés molidos y en cápsulas.

Vamos a conocer todos los secretos y las diferencias entre diferentes cafés en grano, así como algunos consejos para moler y preparar un buen café.

CAFÉ EN GRANO VERDE

Se trata de los granos de café secos pero en crudo, sin tostar. Este tipo de grano de café no se puede comprar fácilmente. Es la materia prima con la que trabajan los tostaderos y por eso no se comercializa habitualmente. No hay que confundir el café en grano verde con el siguiente tipo.

Café en Grano Verde

CAFÉ EN GRANO NATURAL

Es el café en grano tostado. Por tanto no se trata de un café crudo sino ya preparado para moler. Se denomina natural para distinguirlo del café torrefacto, un tipo de café tostado con azúcar y que se incluye en los cafés molidos mezcla y en los cafés para hostelería.

El mejor café en grano natural es el de variedad arábica, como el café en grano puro arábica de Bonka que contiene una selección de los mejores granos con un tostado medio que realza los notas cítricas y toques florales de esta variedad.

El café de grano puede ser tanto de variedad arábica como robusta. Los granos de café robusta son más pequeños y redondos y contienen más cafeína, así como más intensidad de sabor. Por eso, en ocasiones, podemos encontrar café en grano natural que combina las dos variedades. Entre las dos variedades se consiguen cafés equilibrados en intensidad, cuerpo y sabor.

El tostado del café es un proceso fundamental para obtener una buena taza de café. Con los mismos granos de café verde se pueden obtener infusiones muy distintas según el grado de tueste que se le aplique.



- Tueste ligero o claro: se obtiene un café de notas herbales, con una pronunciada acidez, y contrariamente a lo que se podría pensar, con más cafeína.
- Tueste medio: los granos tostados liberan los aceites y se caramelizan los azúcares. En este tipo de tueste obtenemos un café con notas de caramelo y cacao, con más intensidad de sabor. Es el tueste ideal para cafés expreso y el que encontramos en el café natural en grano de Bonka.
- Tueste oscuro: Con este tueste se obtiene un café con mucha menos cafeína, en el que desaparecen la acidez y los matices herbáceos y sube el amargor.

Granos de café verde y con distintos grados de tueste

CAFÉ EN GRANO DESCAFEINADO

El café de grano descafeinado es de la variedad arábica, que tiene menos cafeína que la robusta. Los granos verdes se someten a un proceso para eliminar la cafeína antes de tostarlos. Existen tres métodos para extraer la cafeína de los granos.

- Con agua: la cafeína es soluble en agua, así que los granos se remojan en agua caliente hasta que toda la cafeína pasa al agua. Después se secan los granos y se ponen en una solución de agua y extracto de café sin cafeína para que recuperen el sabor y componentes que habían perdido con el remojo. Una vez secos, los granos se tuestan como el café natural.
- Con productos químicos: algunos compuestos como el carbón activado o el cloruro de metileno disuelven la cafeína manteniendo el resto de componentes del grano de café.
- Con presión: se someten los granos a una presión de 275 bares y se deja que el gas CO2 circule por los granos disolviendo la cafeína.

El café descafeinado en grano de Bonka mantiene el sabor y el cuerpo de un café de tueste gracias a un tostado intenso.este artículo.

COMO PREPARAR UN BUEN CAFÉ EN GRANO

El café tostado en grano se conserva durante mucho más tiempo que el molido pero además, permite tener todo el aroma del café moliendo al momento lo que necesitemos. Hay que tener en cuenta que solo 15 minutos después de moler el café, pierde cerca del 60% de su aroma.

Para triturar el café puedes usar un molinillo manual o eléctrico. Los dos son pequeños, económicos y prácticos. El tipo de molienda es importante para obtener un buen resultado. Un café muy molido puede obstruir algunos filtros y un molido muy grueso no aprovecha todo el aroma y sabor del café. Así pues, lo ideal es ir haciendo pruebas según el tipo de cafetera que usemos.

En general, y a forma de guía, el café molido fino se usa para cafeteras exprés y la italiana. La molienda media es ideal para cafés de filtro y la gruesa para la cafetera de émbolo o prensa francesa.

Una vez molido, prepara el café de forma habitual. Para conocer todos los secretos para preparar un buen café en cualquier tipo de cafetera, clica aquí. Anímate a preparar tu taza diaria con el mejor café en grano molido al momento.