Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Comprar café
El somelier

CÓMO LIMPIAR TU CAFETERA ITALIANA EN 10 PASOS

Tras más de 80 años de historia, la cafetera italiana sigue siendo imbatible en muchos aspectos: es económica, fácil de usar y se mantiene como nueva durante mucho tiempo con unos mínimos cuidados. Una parte fundamental de este mantenimiento es limpiar la cafetera italiana después de cada uso.

Existen muchos mitos sobre cómo limpiar correctamente una cafetera, por ejemplo, que no se puede usar jabón para ello. Lo cierto es que mantener una cafetera italiana limpia y a punto no tiene la complicación de limpiar una cafetera exprés, tan solo hay que seguir estos 10 pasos:

1. SEPARAR LAS PIEZAS

El primer paso para limpiar correctamente la cafetera es separar cada una de sus partes y vaciar la cafetera de restos de café y de los posos del filtro. Debemos separar todas las piezas, incluso la goma que une la parte superior con el cacillo del filtro, que la podemos sacar con ayuda del mango plano de una cucharita. De esta forma tenemos la parte inferior, el cacillo del café, la goma, el filtro y la parte superior de la cafetera.

Cafetera de aluminio desmontada Cafetera de aluminio desmontada

2. A MANO O EN LAVAVAJILLAS

Así como el lavado a mano es apto para todas las cafeteras, no ocurre lo mismo con el lavavajillas. Solo algunas cafeteras de acero inoxidable son aptas para este electrodoméstico. Si es el caso, hay que poner las partes por separado dentro del aparato y listo.

En el caso de la limpieza a mano no existe una gran diferencia entre cómo limpiar una cafetera de acero inoxidable y una de aluminio. Hay que tener en cuenta que no podemos usar productos abrasivos porque los dos materiales pueden rayarse fácilmente. Un estropajo suave, el azul, sirve para todo tipo de materiales, incluso para limpiar el filtro de una cafetera de goteo.

3. PONER A REMOJO

Una buena forma de facilitar la limpieza de la cafetera es dejar todas las partes separadas en remojo con agua caliente y un poco de jabón durante unos minutos. De esta forma, la suciedad se ablanda y es mucho más fácil retirarla sin tener que frotar en exceso. Este truco, que descubrimos en cómo limpiar una cafetera de aluminio, es perfecto para cuando los restos se han quedado más pegados de lo normal.

4. EL RECIPIENTE INFERIOR

Es la parte en la que se pone el agua para preparar el café. En general es suficiente con limpiarla con agua tibia y jabón y enjuagar bien antes de dejar secar. En algunos casos la base puede quemarse ya que es la parte que está en contacto con el calor. Eso ocurre especialmente cuando la usamos en el fuego de gas.

En este caso, la mejor manera de limpiar una cafetera italiana quemada es sumergir esta parte en un recipiente con agua y vinagre a partes iguales y una cucharada de bicarbonato y calentar hasta que hierva. Dejamos reposar unos minutos y ya podemos limpiar la cafetera de aluminio o acero inoxidable frotando la base en círculos. Las partes quemadas se desprenden mucho más fácilmente.

Cafetera aluminio quemada Cafetera aluminio quemada

5. EL CACILLO DEL FILTRO

Tiene forma de embudo y es donde se coloca el café molido. Por eso, a menudo pueden quedar restos de café en los pequeños orificios del filtro. Para limpiar el filtro de la cafetera italiana a fondo, además de frotar con agua tibia y jabón, podemos usar un cepillo y golpear ligeramente la base del filtro para que se desprendan los posibles restos del interior.

6. LA GOMA

La goma es fundamental para el correcto funcionamiento de la cafetera y a menudo nos olvidamos de ella. Es importante limpiarla después de cada uso con agua y jabón, sin frotar demasiado. Si observamos que tiene un color verdoso, amarillento o grisáceo hay que sustituirla por una nueva.

7. EL FILTRO SUPERIOR

Este elemento, que va unido con la goma a la base de la parte superior, es fundamental ya que impide que los posos del café se mezclen con la infusión. Por eso debemos ser muy concienzudos en limpiar este filtro con ayuda de un cepillo para liberar cualquier resto de café que pueda obstruirlo.

8. LA PARTE SUPERIOR

Esta parte, que recibe el café recién hecho, requiere de algo más de cuidado al limpiarla que la parte inferior. Es conveniente dejarla un poco más de tiempo en remojo para reblandecer los restos de café antes de frotarla con agua y jabón. El modelo clásico de cafetera italiana se caracteriza por su forma octogonal, con muchos ángulos a los que es difícil llegar, ya que también tiene la pipeta central. Un buen truco es limpiarla con la ayuda de un cepillo de dientes que usemos solo para este fin.

Partes de una cafetera desmontada Cafetera desmontada

9. SECADO

Una parte importante de cómo limpiar una cafetera italiana de aluminio o acero inoxidable es el enjuague y el secado. Hay que enjuagar muy bien todas las partes para retirar cualquier resto de jabón que pueda dar mal sabor al café. Antes de volver a montar las piezas de la cafetera hay que secarlas. La mejor manera es dejar que se sequen al aire.

10. LIMPIEZA A FONDO

A pesar de la limpieza habitual, es posible que con el tiempo se vayan acumulando algunos restos resistentes y la cafetera necesite una limpieza a fondo. También es posible que tengamos que limpiar una cafetera de acero inoxidable o aluminio quemada por dentro. En estos casos tenemos el mejor truco de cómo limpiar una cafetera italiana por dentro.

Llenamos el recipiente inferior con agua y vinagre a partes iguales y montamos la cafetera sin poner nada en el filtro. Ponemos la cafetera al fuego y dejamos que haga todo el proceso completo antes de apagar el fuego. Una vez se haya enfriado el agua con vinagre, la vaciamos, desmontamos y lavamos las partes con agua y jabón.

Siguiendo estos 10 pasos, mantenemos la cafetera italiana de toda la vida limpia y como nueva para así seguir proporcionando el mejor café. Además, aprende estos sencillos pasos para preparar el mejor café en tu cafetera italiana.