Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Comprar café
El somelier

10 Cosas que no sabías sobre el café en España

No es originario de nuestro país, ni tan solo de la zona mediterránea, pero el café tiene una larga historia en España. ¿Sabías que aún existe una pequeña producción de café español? ¿O que en España nació un tipo de tostado de café especial?

En este artículo descubrirás la respuesta a 10 cuestiones sobre el café en España, su historia y curiosidades.

¿Cuándo llegó el café a España?

El café es originario de África y fueron los árabes quienes adaptaron su cultivo y empezaron a comerciar con él. Pero no fue hasta el siglo XVII que el consumo de café llegó a Europa. De hecho, hasta mediados del siglo XVIII no se introdujo el café en España y fue gracias a los italianos que acompañaban a los Borbones después de la Guerra de Sucesión.

La primera vez que aparece la palabra café en España, como la planta y bebida, es en el Diccionario de Autoridades de la Real Academia Española, en 1726.

¿España produce café?

España, concretamente el Valle de Agaete en la isla de Gran Canaria, mantiene una pequeña y residual producción de café. El cafeto es un arbusto que crece en climas tropicales y subtropicales, por lo que son muy pocas y escasas las zonas de producción europea.

El cultivo de café llegó a Canarias en 1778 por orden de Carlos III. El monarca encomendó a Alonso Nava Gritón localizar suelos donde plantar semillas y plantas de América y Asia. Las primeras semillas de café se plantaron en Tenerife, en La Orotava. De ahí pasaron a Gran Canaria y a La Palma.

Se llegó a cultivar café en gran parte de la isla de Gran Canaria, aunque solo los cafetales del Valle de Agaete se han mantenido hasta la actualidad.

Valle de Agaete, Gran Canaria Valle de Agaete, Gran Canaria

¿Cuáles fueron las primeras cafeterías en España?

En 1764 se abre el primer café en Madrid, la Fonda de San Sebastián, situado en la céntrica calle Atocha. A partir de este momento fueron muchos los establecimientos de café que aparecieron en ciudades como Madrid y Barcelona.

Cádiz, ciudad de ideas liberales, fue en esta época la capital española del café. En 1802 había 23 establecimientos de café que eran a la vez centros de reunión y debate político.

¿Cómo se consumía el café en aquellos años?

El consumo de café en España hasta finales en el siglo XIX no estaba del todo extendido ni era la bebida más popular. De hecho, el chocolate caliente era la bebida más consumida entonces, por delante del café.

La cafetera italiana no llegó a España hasta mediados del siglo XX y las cafeteras espresso se popularizaron después de la Segunda Guerra Mundial. Nuestros bisabuelos se preparaban el café en una olla, el conocido como café de pote o de puchero. Agua caliente, café molido y colado a través de una tela fina. Así era el primer café que se tomaba en España.

¿De dónde provenía el café?

Durante el siglo XIX se consumía café de España que llegaba desde las colonias. Con la pérdida de Cuba, el café español solo provenía de Guinea y de la pequeña producción canaria. Y por supuesto, no era suficiente.

En los años de la Segunda República, en España se compraba café de Venezuela, Colombia, Puerto Rico y Brasil, entre otros. Entonces, el precio del café ya estaba regulado por ley. En 1932, una taza no podía costar más de 35 céntimos de peseta, 0,0021 céntimos de euro actuales.

Tras finalizar la Guerra Civil y después de la Segunda Guerra Mundial, el Gobierno declaró el café Comercio de Estado. Era el Estado el único que podía importar café y regulaba los precios de venta.

El café torrefacto se patentó en España El café torrefacto se patentó en España

¿Qué es el café torrefacto?

El empresario español José Gómez Tejedor patentó en 1901 el torrefacto, un tipo de tostado que alargaba la conservación del café durante 6 meses.

El café torrefacto se popularizó desde entonces tanto en España como en muchos países latinoamericanos. Los paquetes de café mezcla actuales, como Bonka Molido Mezcla, contienen una parte de café tostado natural y una parte de torrefacto.

El café torrefacto se obtiene de tostar los granos de café con azúcar. El azúcar forma una capa entorno al grano que lo protege, aunque también añade sabores tostados muy potentes.

¿Cómo se pide un café en España?

Los populares café solo, cortado y café con leche tienen muchas variantes a lo largo de toda la geografía española. El café solo doble se llama café nunca mais en Lanzarote. Pero si quieres un café corto en Málaga, pide un sombra. El café con leche de media mañana en Madrid es un mediana. Si lo quieres con la leche templada, pide un mitad y mitad, es decir mitad leche caliente, mitad fría. En Málaga, donde existe todo un vocabulario cafetero propio, puedes pedir un nube con leche, que contiene un 10% de café y un 90% de leche. El blanco y negro en Valencia es otra cosa, un café granizado con leche merengada.

Y para los amantes del café con licor, la oferta es amplia: El belmonte murciano y almeriense con leche condensada y brandy, el catalán con licor de crema catalana, el café con gotas gallego con orujo, el soldao zaragozano con Cointreau y gaseosa o el rebentó balear con ron, entre muchos otros.

¿Cuánto café se consume actualmente en España?

En España se consumen 14.000 millones de tazas de café al año. A pesar de este dato tan espectacular, ni tan solo estamos entre los 10 países más cafeteros. Consumimos 4,5 kg de café por persona al año, muy lejos de los 12 kg por persona de Finlandia. De hecho, son los países nórdicos los más cafeteros, seguidos de Países Bajos y Suiza.

En nuestro país, el café con leche es el más popular y 6 de cada 10 españoles no cambiaríamos al café por ninguna otra bebida.

El café con leche es el más popular en España El café con leche es el más popular en España

¿Cuántas cafeterías hay en España actualmente?

Aunque el consumo de café en España se sitúa en la zona media a nivel mundial, nuestro país sí es líder en bares y cafeterías. España es el país con más densidad de bares, con un establecimiento por cada 175 habitantes. En total, hay más establecimientos de restauración en nuestro país que en todos los Estados Unidos.

¿Cuál es el café de moda actualmente?

Desde el café de pote de nuestros bisabuelos hasta hoy el café ha cambiado sustancialmente. Las cafeteras italianas domésticas y los cafés espresso de las cafeterías mantienen su presencia, mientras que el café en cápsulas se ha asentado en muchos hogares.

Desde hace unos años, el café se ha revalorizado. En las grandes ciudades han aparecido establecimientos que ofrecen café de especialidad, de calidad y de cultivo sostenible, preparado con métodos de extracción como la Chemex, la Kalita o Aeropress. Nuevas tendencias que ponen de manifiesto que el café, en realidad, nunca pasa de moda.