Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Comprar café
El somelier

DESCUBRE CÓMO ES EL PROCESO PARA DESCAFEINAR CAFÉ

Disfrutar del sabor y el aroma del café está al alcance de todo el mundo, también de aquellas personas que no quieren o no pueden tomar cafeína. El café descafeinado hace posible la magia de poder degustar un café sin los efectos de la cafeína, por eso es tan popular. Sin embargo, muy pocos conocen realmente cómo se consigue descafeinar el café y obtener café descafeinado en grano o molido. Un proceso fascinante y que seguro te sorprenderá.

Así es como se quita la cafeína al café

A priori, puede parecer que el proceso para extraer este compuesto del grano de café tiene que ser extremadamente complejo o con la intervención de compuestos químicos. Pues no tiene porqué ser así. Es posible descafeinar café solo con agua.

Aunque existen diferentes métodos para obtener café descafeinado, el proceso con agua es el que mejor conserva el aroma y sabor del café. Para obtener café descafeinado al agua se sumergen los granos de café verde en una solución de agua con extracto de café verde sin cafeína. Como la cafeína es soluble, al remojar los granos, estos abren los poros y se produce el efecto de ósmosis. Eso significa que la cafeína se diluye en el agua de forma natural. Como el agua ya tiene el resto de elementos del café excepto la cafeína, los compuestos que dan sabor y aroma al café no se diluyen. Así es como los granos de café mantienen todas sus propiedades, excepto la cafeína.

Café verde en grano Café verde en grano

Un proceso sin residuos

Con el proceso de descafeinado con agua se obtienen, por un lado, los granos de café verde sin cafeína que se secan para seguir con el proceso habitual del café. Después de secarlos, se tuestan y se muelen para obtener el café molido descafeinado. El resto del proceso no tiene ninguna diferencia respecto a los granos de café con cafeína. Por eso, el sabor y el aroma se mantienen intactos.

Por otro lado, el agua utilizada para remojar los granos y que contiene la cafeína diluida, se va bombeando durante el proceso y pasa por unos filtros de carbón activado que separa la cafeína del resto del líquido. El agua con el extracto de café verde puede volver a usarse en el proceso de descafeinado, y la cafeína pura se usa en productos cosméticos, farmacéuticos o en alimentación, entre otros usos.

Cómo es el café descafeinado

El resultado de todo este proceso de descafeinado es un grano de café intacto en la forma y el sabor, pero sin cafeína. Aunque no se puede extraer el 100% de la cafeína del grano, la proporción que queda es tan baja que no se notan los efectos.

La cafeína es un compuesto del café y de otras plantas como el té que estimula el sistema nervioso central. Por eso, el café nos despierta y nos hace estar más alerta. El consumo moderado de café, unas tres tazas al día, puede tener incluso efectos beneficiosos para la salud. Pero en algunas personas, más sensibles a la cafeína, puede provocar efectos indeseados, como la dificultad para conciliar el sueño. Además, en algunos casos se aconseja moderar el consumo de cafeína, como en mujeres embarazadas o personas con algún tipo de dolencia. En estos casos, el café descafeinado es la mejor opción.

Hay que tener en cuenta que el café descafeinado mantiene el resto de compuestos y nutrientes del café, como antioxidantes, vitaminas y minerales como el potasio

Otros métodos para descafeinar café

El descafeinado con agua no es el único método para conseguir café descafeinado. En la actualidad, además del descafeinado con agua o húmedo, también se usa el cloruro de metileno y el CO2.

En el caso del cloruro de metileno, se trata de un producto químico seguro que disuelve la cafeína. El descafeinado con CO2 usa unos cilindros especiales y unas condiciones de temperatura y presión concretas para conseguir eliminar la cafeína con este gas.

En todos los casos, el proceso se lleva a cabo con granos de café verde que posteriormente se tuestan y muelen de forma habitual. En Bonka, todos nuestros cafés descafeinados se consiguen con agua.

Hombre oliendo aroma granos de café Bonka descafeinado en mesa de madera

Así es el café Bonka descafeinado

El descafeinado con agua es un proceso totalmente ecológico ya que solo intervienen el café, agua y los filtros de carbón activo. No genera residuos ni se usa ningún tipo de producto químico. Por eso, en Bonka, apostamos por el método de descafeinado con agua para nuestros cafés.

Tanto el café Bonka descafeinado en grano como Bonka descafeinado molido se obtienen con este proceso. Como toda la gama Bonka, los granos de café proceden de cultivos sostenibles. Nuestro compromiso con los agricultores y las comunidades cafetaleras va acompañado de otras medidas a favor del medio ambiente como el uso de papel 100% reciclado.

Desde que en el siglo XIX se empezó a investigar cómo eliminar la cafeína de los granos de café, las técnicas para descafeinar han evolucionado sustancialmente. Actualmente, es posible disfrutar del auténtico sabor del café sin cafeína gracias a métodos como el descafeinado con agua. Con Bonka descafeinado, en grano o molido, puedes disfrutar de un café de intensidad y cuerpo medio, con toques tostados y especiados, apto para cualquier momento del día.