Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Comprar café
El somelier

De las primeras plantaciones al café italiano: Historia del café en América

Más de la mitad del café mundial se produce en el continente americano, y eso que la semilla de café no llegó a las Américas hasta la década de 1720. Por aquel entonces, la bebida de café ya era popular en África (de dónde es originario el café), Europa y Asia.

La llegada a tierras americanas del cultivo de café y de las cafeterías que servían café italiano es una historia llena de leyendas y curiosidades. América tiene un peso específico importante en el mundo del café y hoy vamos a conocer un poco más sobre su historia.

La historia del café

La historia del café, en resumen, empieza en Etiopía alrededor del siglo IX. Las primeras plantaciones de café documentadas son del siglo XV en Yemen, cuando el comercio de café entre Sudán y Arabia ya era importante. En el siglo XVII se extiende el cultivo y el consumo de café en Europa y Asia, gracias a holandeses e italianos. El café turco, dice la historia, llegó a Europa gracias a comerciantes venecianos mientras que los holandeses son los responsables de desarrollar el cultivo de café por el mundo.

El café llega a América

¿Qué fue primero, la bebida o la planta? En el caso del café y el continente americano, la paradoja es que llegó antes la infusión que su cultivo.

En 1668 ya se tomaba café en Norteamérica. La moda cafetera europea del siglo XVII se extendió a ciudades como Nueva York, Filadelfia y Boston donde se abrieron establecimientos de café. Es más, tanto la Bolsa como el Banco de Nueva York se iniciaron en cafeterías de la zona que hoy es Wall Street.

Las primeras plantaciones

La llegada del cafeto al Nuevo Mundo está llena de leyendas. La más extendida cuenta que Gabriel Mathieu de Clieu, oficial de la Marina francesa destinado a Martinica, viajó en 1723 desde París con un cafeto para plantar en las tierras de ultramar. El viaje estuvo lleno de incidentes, pero Mathieu de Clieu protegió el cafeto a cal y canto, llegando incluso a destinar una parte de la escasa agua potable para la planta. El cafeto llegó intacto a Martinica donde fue replantado y cuidado por esclavos. Era la primera planta de café en toda América.

Lo cierto es que en 1777 había 19 millones de cafetos en la isla y era el nuevo cultivo comercial del Nuevo Mundo. Paralelamente, los holandeses propagaron la planta en América Central y del Sur, de Surinam a la Guayana Francesa y de ahí a Brasil (1727), Venezuela y Colombia (1730).

En 1735 llega el café a Santo Domingo y la historia de la expansión del café por el continente continúa en Perú, Guatemala, Nicaragua, Costa Rica, México, Puerto Rico, Honduras, etc.

PLantones de Cafeto Plantones de cafeto
Actualmente, Brasil es el mayor productor mundial de café y Colombia, Honduras, México y Guatemala están entre los 10 mayores productores.

La historia del café en Colombia

El origen del café en Colombia se fecha en 1730 cuando llegaron los primeros cafetos, aunque no se sabe con certeza si procedían de Centroamérica o de Venezuela. Lo que sí está documentado es que en 1736 se llevaron semillas de café a Popayán y se plantaron en un monasterio. Durante los años siguientes existen referencias a que el café crecía y florecía en varias áreas del país.

En 1835 se exportaron los primeros 60 kg de café de Colombia de la historia. Hasta finales del siglo XIX, la difusión del café en Colombia creció, también gracias a la construcción del ferrocarril. En 1960 Colombia ya era el segundo productor mundial de café detrás de Brasil.

La siguiente etapa en la historia del café en Colombia se inicia en 2005 cuando se reconoce la Denominación de Origen del Café de Colombia. De esta forma se apuesta por una producción de calidad para hacer frente a la crisis en la producción de este producto. El café de origen Colombia es 100% arábica, cultivado en las zonas altas del país, tiene un sabor suave y un cuerpo y acidez medias. Lo puedes disfrutar en nuestro café Bonka Puro Colombia.

Colombia es 100% arábica, cultivado en las zonas altas del país, tiene un sabor suave y un cuerpo y acidez medias. Lo puedes disfrutar en nuestro café Bonka Puro Colombia.

La historia del café en Venezuela

El origen del café en Venezuela se sitúa, igual que en el caso colombiano, en 1730 cuando misioneros españoles plantaron cafetos provenientes de Brasil. Tan solo 50 años después, ya había plantaciones comerciales en el este del valle de Caracas, como en la famosa hacienda “La Floresta”, actualmente un centro de arte, y que pertenecía al tío-abuelo de Simón Bolívar.

El café, junto con el cacao, fueron los principales productos de exportación del país hasta el 1920, cuando el petróleo entró en juego.

Cultivo tradicional de café Cultivo tradicional de café

La historia del café en México

Los primeros registros de cafetos en México son de finales del siglo XVIII. Según la historia del café, fue en Veracruz donde se plantó en 1790 el primer cafeto, una preciada planta que provenía de las Antillas. Pero el origen del café en México es variado: en Chiapas se plantaron cafetos de Guatemala y a Michoacán la semilla llegó directamente del puerto de Moka, en Yemen. Incluso hay estudiosos que defienden que el café llegó realmente de Cuba.

A pesar de los esfuerzos por establecer este nuevo cultivo, lo cierto es que el inicio del café en México fue una historia de fracaso. Esta bebida no pudo competir durante los primeros años con el chocolate caliente.

Una tendencia que empezó a cambiar a finales del siglo XVIII cuando se abrió la primera cafetería en el centro de Ciudad de México, un lugar que se convirtió en un punto de tertulia de la aristocracia. Hasta finales del siglo XIX no se popularizaron los cafés por todo el país, cuando abrieron establecimientos tan famosos como Café Colón, el París, Monte Carlo, la Paix y Maison Dorée.

Frente a éstos, aparecieron los cafés de chinos, que son una singularidad en la historia de las cafeterías en México. Se trataba de establecimientos regentados por inmigrantes chinos que servían café caliente y un característico pan dulce por solo unos centavos.

Actualmente México es el décimo productor de café en el mundo, a pesar de haber sufrido una plaga de roya que acabó con parte de las plantaciones de Veracruz.

La historia del café en Nicaragua

El origen del café en Nicaragua es Haití, desde donde llegó el primer cafeto que se plantó a finales del siglo XVIII.

El cultivo del café en Nicaragua durante el siglo XIX fue, en muchos casos, llevado a cabo por inmigrantes alemanes, franceses, ingleses, norteamericanos e italianos que llegaron a este país atraídos por los beneficios que ofrecía el gobierno. En estos años, el comercio del café permitió construir el ferrocarril y los caminos de acceso y desplegar el telégrafo y los teléfonos sin pedir financiación extranjera.

Cafetales nicaragüenses Cafetales nicaragüenses

La historia del café en México

Colombia, Venezuela, México y Nicaragua son solo algunos ejemplos que sirven de resumen de la historia del café en América. Un cultivo que en muchos casos ha llegado a ser, o aún sigue siendo, una de las principales fuentes de riqueza.

Desde que el café empezó a cultivarse en América, la producción y consumo mundial se han multiplicado. Brasil produce el 30% del café que se consume en el mundo mientras que Colombia es el tercer productor mundial y su marca es sinónimo de calidad. Dos datos que demuestran la importancia de este cultivo para el continente americano.

En la actualidad, el reto es hacer frente al cambio climático con cultivos sostenibles para el planeta y la comunidad cafetalera. En Bonka, todos nuestros cafés proceden de cultivos sostenibles, como el café Bonka Puro Colombia. Además, creamos proyectos propios de apoyo a los caficultores y su entorno.

Solo así, con un ahorro de recursos, el apoyo a la comunidad de caficultores y la producción de un café de calidad se puede asegurar este cultivo para el futuro.