Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Comprar café
El somelier

El universo del café: historias sorprendentes

El café es mucho más que la segunda bebida más consumida en el mundo. Todo el universo que rodea al café despierta curiosidad y está lleno de relatos interesantes. Café, historias y leyendas, son tres conceptos que se entrelazan a lo largo de los siglos. Vamos a conocer algunas de esas historias, antiguas y modernas.

Historias de un café: un origen de leyenda

Los orígenes mismos del café tienen parte de historia y parte de leyenda. Sabemos que el café proviene de Etiopía, pero ¿cómo llegó a convertirse en la bebida que despierta pasiones? Debemos remontarnos al año 700 para encontrar el origen de las primeras historias de un café.

Se cuenta que fue Kaldi, un pastor de cabras etíope, quien descubrió los efectos estimulantes del café al notar un comportamiento un tanto extraño en los animales que cuidaba cuando estos ingerían unos frutos rojos cuando los llevaba a pastar.

Kaldi recogió cuidadosamente algunos de esos frutos y los llevó a un monasterio cercano donde los monjes los pusieron a hervir. El resultado fue bastante desagradable pero el aroma delicioso que inundó la estancia al lanzar los frutos desechados al fuego les llevó a hacer una nueva prueba.

El efecto estimulante de la bebida permitió a los monjes estar despiertos durante largas noches de oración. Kaldi, por su parte, también trasladó a su tribu las propiedades excitantes y energizantes del café.

Cuando hablamos de los orígenes del café, la leyenda de Kaldi es la más extendida, aunque no hay manera de comprobar su certeza.

Ceremonia tradicional del café en Etiopía Ceremonia tradicional del café en Etiopía

Otras leyendas de café

La de Kaldi es la más conocida de las leyendas de café, pero hay algunas otras.

Por ejemplo, en la cultura musulmana hay una que cuenta que el profeta Mahoma se encontraba gravemente postrado a causa de una extraña enfermedad y que el Arcángel Gabriel bajó del cielo con una vasija llena de una bebida oscura, del color de la piedra sagrada de la “Kaaba”. El profeta recuperó las fuerzas de inmediato y nombró “Qahwa” a la bebida, que se traduce como excitante, energético y vigorizante.

Hay otra que habla de la diosa del café, Bistrea. Según la leyenda, Zeus se perdió en el trópico y soñó con una mujer morena, de cabellos negros y fragancia única, entre dulce y amarga. Al despertar, sintió que ese aroma provenía de una planta cercana, a la que bautizó como cafeto. Y de allí creó la tan consumida bebida.

Hay leyendas del café cortas, más o menos fantásticas, más o menos reales, pero en todas ellas quedan patentes las propiedades específicas por las que el café es una bebida tan apreciada.

De las leyendas a las historias reales

Café y leyenda es un clásico en el universo cafetero, pero también hay historias reales, antiguas y actuales.

Entre las antiguas está la que sitúa el origen de los primeros cafetos en las montañas de Etiopía, desde donde pasaron a Yemen. Según esta teoría, los esclavos que eran transportados desde Sudán a Yemen a través del puerto de Moca consumían los frutos del cafeto y eso explicaría la extensión posterior del café.

Moca era el puerto principal de la ruta marítima a la Meca y la Meca era, en aquel momento, uno de los lugares más visitados del mundo, hecho que también contribuiría a la explicación de la expansión del café.

Toda leyenda del café o historia antigua sobre los orígenes del café está revestida de un cierto aire de misterio a causa, principalmente, de la falta de pruebas escritas.

Lo que sí sabemos con certeza es que el cultivo y producción del café ha evolucionado con los años y que cada vez se trabaja más en sistemas de cultivo sostenibles que aseguren la producción de café en el futuro.

En todas estas historias está implicado Bonka, que lleva más de 80 años trabajando con los agricultores y sus comunidades para ayudarles a cultivar más y mejor café.

Entre Etiopía y Yemen se sitúa el origen del café Entre Etiopía y Yemen se sitúa el origen del café

Historias con nombre y apellidos: Nyuyen Chi Than

Entre las historias del café actuales encontramos la de Nyuyen Chi Than, un agricultor vietnamita de 60 años que se dedica al cultivo del café, junto a dos de sus tres hijos, desde el año 1987.

Nyuyen tiene una pequeña plantación de 1 hectárea que hasta 2012 daba un rendimiento más bien bajo. Tras contactar con los agrónomos de Nestlé, estos le aconsejaron implantar un modelo de cultivo intercalado, de cafetos y árboles de pimienta negra, ya que la sombra producida por los árboles de pimienta podía favorecer el crecimiento de los cafetos al mantener mejor la humedad.

Tras llegar a ocupar un 25% de la plantación con árboles de pimienta negra, Nyuyen ha conseguido mejorar la productividad y calidad de sus cafetales, además de obtener beneficios extra del cultivo y venta de pimienta negra.

Plantación de pimienta negra Plantación de pimienta negra

Las abejas: un actor esencial en la productividad del café

Las abejas juegan un papel crucial en la polinización de los cafetales, especialmente de algunas variedades de café como la conilon, que por ejemplo en Brasil representa el 20% de la producción mundial de robusta.

La polinización de las abejas ayuda a incrementar el número de granos por planta, así como el tamaño, el peso, el sabor y el aroma de los granos.

Ary Bortolini, un caficultor de la zona rural de Espirito Santo, en Brasil, se asoció con un apicultor mediante la ayuda de los agrónomos de Nestlé. Gracias a que cada año la finca de Ary recibe la visita de 20 millones de abejas dos meses antes de la floración, ha conseguido aumentar la producción de café entre un 20% y un 40%, además de unos granos más uniformes y que tienen más valor en el mercado.

Los manantiales, tan importantes como el café

El cambio climático y sus efectos llegan a todos los rincones del planeta, aunque a unos con mayor impacto que a otros. Es el caso de la región brasileña de Ouro, que hace unos años sufrió tal sequía que tuvo graves repercusiones tanto a nivel económico como social.

Adilson Pereira, caficultor de Ouro, constata que gracias a proyectos de protección de los manantiales como el iniciado por União Sustentável, no solo se mejora la gestión de los recursos existentes, sino que también se protege el medioambiente y se ayuda a incrementar los niveles de agua disponibles. Ya que como dice el propio Adilson “el café es muy importante en nuestra vida, pero sin agua no podemos vivir”.

Cultivos sostenibles: el futuro del café

El cambio climático, además de efectos devastadores en algunas regiones productoras de café, también provoca incertidumbre en la salud de los cultivos y, por tanto, en los ingresos de los productores y sus familias.

Por este motivo, desde Nestlé se promueven los cultivos sostenibles de café, respetuosos con el medio y que ayudan a mejorar la economía y la vida de las comunidades locales.

Jennifer Carolina, promotora de un programa de gestión agrícola para el cultivo de café ecológico en La Celia, Colombia, lo tiene muy claro: “el plan nos ha ayudado a obtener un café de gran calidad a la vez que protegemos la fertilidad del suelo”.

Café y buenas prácticas

Desde las primeras leyendas sobre el origen del café que empezaron a circular hasta nuestros días ha pasado mucho tiempo y han cambiado muchas cosas.

Actualmente, uno de los retos más importantes a los que nos enfrentamos, y en especial los caficultores, es a combatir, paliar y revertir los efectos del cambio climático.

En este sentido, los programas llevados a cabo por Bonka y Nestlé en colaboración con los productores de café de diferentes países han demostrado que las buenas prácticas en el cultivo y producción del café son la mejor opción para aumentar la productividad y calidad del café, además de repercutir en el buen cuidado del medioambiente.