Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Comprar café
Sostenibilidad

EL ORIGEN DEL CAFÉ: Descubre su historia.

Es una de las bebidas más consumidas en el mundo, omnipresente en nuestro país. Sin el café no se entienden desayunos ni sobremesas. Pero además de ser una de las bebidas más consumidas en el mundo, el origen del café es una historia llena de curiosidades.

La historia del café empieza en el cuerno de África, en Etiopía, sobre el siglo IX. Se sabe el origen geográfico, la provincia de Kaffa, pero no el momento exacto, ya que no existen documentos sobre cuándo el hombre empezó a consumir granos de café.

La leyenda cuenta que un miembro de la tribu de Kaldi, habitantes de las zonas de más altitud de Etiopía, observó como las cabras tenían mucha más energía tras comer un tipo de frutos, parecidos a las cerezas. Al probarlas él mismo, descubrió las propiedades energizantes y excitantes y las trasladó a su tribu.

Sea cierta o no esta leyenda sobre el origen del café, de lo que no cabe duda y está documentado es que en el siglo XV había plantaciones en Yemen y un gran comercio de café entre Sudán y Arabia a través del puerto yemení de Moca. Esta ciudad, además de dar nombre a un tipo de café y una cafetera, también era el principal puerto en la ruta hacia La Meca. Allí es donde aparecieron los primeros establecimientos que servían café, los llamados “kaveh kanes”. Estos locales pronto se convirtieron en centros sociales y de actividad política, incluso fueron prohibidos en varias épocas.

Así pues, la historia del café y su expansión por el mundo tiene a los árabes como protagonistas. Durante unos 200 años tuvieron la exclusiva del cultivo y comercio de café ya que tenían especial cuidado en no propagar granos fértiles de café. Les quitaban las capas exteriores y los tostaban para el comercio. Así pues, era misión imposible plantar un cafeto (la planta del café) en territorios que no estuvieran bajo la influencia árabe.

Holanda fue la responsable que empezara el cultivo de café en Asia y partes de América que actualmente son los mayores productores de café del mundo.

Los holandeses fueron los primeros europeos en conseguir semillas fértiles, llevarlas a su país y cultivar la planta en invernadero en 1616. Las condiciones climáticas en los Países Bajos no son las más idóneas para el cultivo de café, así que trasladaron estas semillas a otras partes del planeta.

Holanda fue la responsable que empezara el cultivo de café en Asia y partes de América que actualmente son los mayores productores de café del mundo. Entre el siglo XVII y XVIII se comenzó a cultivar café en India y en la isla de Java, en la actual Indonesia. Así mismo, llevaron cafetos a la colonia holandesa de Surinam (Guayana Holandesa) y a Brasil. Las colonias holandesas fueron las grandes suministradoras de café de Europa en el siglo XVIII.

Venecia también tiene un papel en la historia del café en Europa. Si los holandeses fueron los primeros en conseguir semillas para cultivar café, anteriormente fueron los comerciantes venecianos los primeros en introducir la bebida en Europa en 1615 desde Turquía. Al cabo de sólo 40 años se creó la primera cafetería en Londres, y en pocos años (en 1689) aparecieron los primeros establecimientos cafeteros al otro lado del Atlántico, concretamente en la ciudad de Boston.

Origen Del Café Los comerciantes venecianos fueron los primeros en introducir la bebida en Europa en 1615 desde Turquía.
Origen Del Café
En territorio español se empezó a cultivar, y se cultiva aún, el único café de toda Europa. Los cafetos crecen en zonas tropicales e intertropicales, y las Islas Canarias tienen las condiciones idóneas para estos cultivos.

En España, el café llega con su expansión por Europa. En este caso fueron los comerciantes italianos y los Borbones quienes lo llevaron a nuestro país a mediados del siglo XVIII. En esta época también aparecen los primeros cafés en Madrid, que no eran más que casas de comida donde también servían esta infusión.

Pero la historia del café en España tiene dos grandes particularidades. La primera es que en territorio español se empezó a cultivar, y se cultiva aún, el único café de toda Europa. Los cafetos crecen en zonas tropicales e intertropicales, y las Islas Canarias tienen las condiciones idóneas para estos cultivos.

A finales del siglo XVIII se plantan los primeros cafetos en Tenerife, en el Jardín de Aclimatación de la Orotava después que no sobrevivieran en los Jardines Reales de Aranjuez y Madrid. Unas décadas más tardes el cultivo se extiende a Gran Canaria, al valle de Agaete. Actualmente el café de Agaete es el único que queda en Canarias, y por tanto en Europa, con una pequeña producción de 1500 kg anuales.

La segunda particularidad es que en España aparece una forma de tueste muy particular: el torrefacto. Esta técnica consiste en tostar el café con una parte de azúcar que carameliza y envuelve los granos. Así se consigue conservar el café tostado durante mucho más tiempo, aunque le proporciona un sabor algo diferente.

Llegamos al siglo XX, en 1900 apareció el primer café tostado y envasado al vacío, invención de la marca norteamericana Hill Brothers. En 1901 un químico de origen japonés, Satori Kato, crea el primer café soluble instantáneo en Estados Unidos y en 1938 Nestlé presenta Nescafé, el café instantáneo más vendido en el mundo.

En 1979 Nestlé estrena su nueva marca de café en España, Bonka. Se presenta con el formato de café en grano tostado natural. Su nombre evoca al concepto de “buen café” y seguramente algunos de vosotros recordáis una mítica canción: Porque Bonka es… sabor de buen café. Los anuncios de Bonka con protagonistas como Manolo Escobar, Imanol Arias, María Barranco, Maribel Verdú o Amparo Larrañaga fueron muy populares en los años 80, cuando la gama de productos Bonka se amplió. Actualmente se consumen casi 3 millones de tazas de café Bonka… ¡al día!

Ya sabemos cuáles fueron las primeras plantaciones de café, que aparecieron en África y Yemen y como fue la expansión por todo el mundo, con árabes, holandeses y venecianos como grandes protagonistas. Así es cómo nace el café, bebida de consumo habitual en muchas zonas del mundo como Asia, América, países nórdicos, mediterráneos y árabes y en constante crecimiento.

Actualmente se consumen casi 10.000 toneladas de café al año en todo el mundo, casi el doble que hace 35 años. Los mayores consumidores de café son, curiosamente, países nórdicos, con Finlandia en cabeza con 12 kg al año por habitante. Le sigue Noruega, Suecia y Holanda. España aparece en la 19 posición en el ranking mundial de consumo, con 4,5 kg por persona y año, justo por encima de Estados Unidos.