Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Comprar café
Sostenibilidad

TODOS LOS SECRETOS PARA PREPARAR el mejor café con cafetera italiana

Es la cafetera de toda la vida, presente en la mayor parte de hogares y con un funcionamiento sencillo, fácil y rápido. La cafetera italiana, también conocida como cafetera moka o macchinetta, continúa siendo una de las mejores formas de preparar un buen café en casa.

El origen de esta cafetera italiana, pequeña y manejable, está como no, en Italia. El ingeniero piamontés Alfonso Bialetti la creó en 1933 inspirándose en una primitiva lavadora, la lessiveuse, que calentaba agua junto con la ropa en un cubo. El agua, al hervir, subía por un conducto y volvía a caer encima de la ropa.

Este proceso, fruto de la temperatura y la presión, le sirvió de inspiración para crear la cafetera italiana antigua, cuyo diseño se ha mantenido casi igual hasta nuestros días. Su éxito fue tan grande y duradero que se calcula que actualmente hay cerca de 300 millones de unidades en todo el mundo.

La cafetera italiana o cafetera moka produce un café de calidad, intenso y con cuerpo en pocos minutos. Es la forma casera de conseguir un café expreso a baja presión, mucho más parecido al de los bares que el café de goteo. Sea en una cafetera italiana grande o pequeña (las hay en diferentes tamaños , desde 1 a…. ¡24 tazas!) su funcionamiento es exactamente el mismo. Pero para conseguir el mejor café es necesario entender cómo funciona y seguir unos sencillos consejos.

El primer diseño de la cafetera italiana se hizo con aluminio, un material económico, resistente y duradero.

CÓMO FUNCIONA LA CAFETERA CLÁSICA ITALIANA

La cafetera italiana es un diseño en tres partes. Una parte inferior en forma de pirámide con base octogonal muy característica y que incluye una válvula de seguridad. Aquí es dónde se pone el agua que acabará siendo un café

En el medio está el contenedor con filtro, la pieza en forma de embudo. Esta es la parte que se llena con el café molido. Finalmente, la parte superior, que se une a la inferior con una rosca, tiene tapa y una pipeta central por donde sale el café listo.

El funcionamiento de la cafetera italiana se basa en principios básicos de la física. El agua de la parte inferior se calienta hasta hervir y produce suficiente vapor de agua para que aumente la presión. Esta presión provoca que el agua caliente suba por la boquilla del filtro, pase por el café molido y el filtro y salga por la parte superior. Cuando ha subido toda el agua, sube también el vapor produciendo el característico sonido que señala que el café está listo.

Cafetera Italiana La cafetera italiana es un diseño en tres partes y su funcionamiento se basa en principios básicos de la física.
Cafetera Italiana
Pon una cafetera italiana en tu vida. Hazte con tu variedad Bonka preferida y asegúrate un café excelente en casa de forma económica, fácil y rápida.

El primer diseño de la cafetera italiana se hizo con aluminio, un material económico, resistente y duradero. Este diseño se extendió rápidamente, hasta el punto que en poco tiempo 9 de cada 10 hogares italianos tenían una cafetera moka. Actualmente se encuentran también en otros materiales como acero inoxidable y existen cafeteras italianas de colores vivos.

CÓMO HACER CAFÉ EN CAFETERA ITALIANA



La cafetera italiana original produce un café a presión de gran calidad, pero el sabor del café depende de muchos factores que debemos tener en cuenta.

EL CAFÉ

Lo primero para conseguir la mejor taza de café es tener una buena materia prima. Por eso es esencial tener un café de calidad y con el tipo de molienda ideal para cafeteras italianas.

El café Bonka extra fuerte cafetera italiana es una magnífica opción para los amantes de los cafés intensos y con cuerpo. Además, como toda la gama de café Bonka, procede de cultivo sostenible.

Para quien prefiera sabores más suaves, los cafés de tostado medio como el bonka natural o ecológico son también ideales para preparar en este tipo de cafetera.

Si en casa tenéis un molinillo de café, es buena opción tener café Bonka tostado en grano (natural, descafeinado o puro arábica) para moler al momento. El aroma del café es mucho más intenso durante la primera hora después de triturar.

Para conservar el café una vez abierto, lo ponemos en un recipiente hermético y lo guardamos en un sitio oscuro, seco y sobre todo fresco.

EL AGUA

El agua, el otro componente de una taza de café, también tiene su importancia. Es preferible usar agua embotellada que tiene menos minerales que la de grifo y evitamos sabores fuertes que interfieran en el sabor del café.

PASOS A SEGUIR

Tengamos una cafetera italiana pequeña o grande, debemos llenar la parte inferior con agua hasta llegar justo a la válvula de seguridad.

Un pequeño truco para obtener un café excelente es poner el agua ya caliente, casi hirviendo. Así, el tiempo que está la cafetera en el fuego es menor y no hay peligro que se queme el café, el gran enemigo de esta bebida.

Seguidamente llenamos el filtro con café molido, para tener una idea se necesitan dos cucharaditas de café por taza. Nivelamos el café en el filtro para que el café salga homogéneo, pero nunca debemos apretarlo. Si se aprieta el café en el filtro, el agua tiene dificultad para pasar a través y puede quemarse, que ya sabemos que no conviene.

Cerramos la cafetera italiana con cuidado, sin apretar en exceso la rosca. La goma que hay en la base de la parte superior tiene una misión: cerrar la cafetera de forma estanca. Así pues, no hace falta apretar con todas nuestras fuerzas.

Ponemos la cafetera al fuego, a fuego alto, con la tapa levantada. Cuando empiece a salir el primer café, bajamos a fuego medio y tapamos. Si queremos un café intenso bajamos a fuego lento, para que tarde más en salir.

Sacamos la cafetera del fuego justo cuando empiece a salir el vapor, no hay que dejarla más en el fuego. En ningún caso debemos dejar que el café hierva, esto provocaría el clásico sabor a quemado de los cafés de baja calidad.

Finalmente, antes de servir, removemos el café con una cucharita dentro de la cafetera para que todas las tazas tengan el mismo sabor e intensidad.

Estos son los pasos básicos para preparar un buen café con la cafetera italiana.

CÓMO MANTENER LA CAFETERA ITALIANA

Actualmente existen varios tipos de cafeteras italianas, todas inspiradas en el diseño original. Las hay fabricadas en acero inoxidable y las hay eléctricas, con una base con resistencia que calienta el agua de la cafetera.

En todos los casos, el mantenimiento de las cafeteras se limita a mantener en buen estado la goma de la junta entre la parte superior e inferior, que hay que cambiar cuando esté desgastada.

Además, hay que limpiar la cafetera después de cada uso. Existe el mito que no se puede usar jabón para limpiar cafeteras para que no afecte el sabor. Nada más lejos de la realidad, para mantener en buenas condiciones la cafetera italiana clásica o moderna, hay que limpiarla bien después de cada uso con jabón y enjuagarla a conciencia.

Así pues, pon una cafetera italiana en tu vida. Hazte con tu variedad Bonka preferida y asegúrate un café excelente en casa de forma económica, fácil y rápida.