Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Comprar café
El somelier

Cómo sembrar café paso a paso

A diario disfrutamos de una taza de café en nuestras casas. Pero para llegar hasta nosotros, el café ha tenido que hacer un largo recorrido, empezando por la siembra en las plantaciones de los países del Trópico. Para hacernos una idea de las dificultades a las que han de hacer frente los caficultores y sus comunidades, vamos a explicar paso a paso cómo sembrar café.

El cafeto: un cultivo de clima tropical

Las regiones idóneas para sembrar café son las zonas tropicales de América, África y Asia, ya que es donde se dan determinadas condiciones de temperatura, humedad y altitud.

La planta productora de café, conocida como cafeto, es un arbusto que pertenece a la familia de las rubiáceas. Los granos de café son las semillas y se encuentran dentro de los frutos del arbusto.

El primer paso a la hora de sembrar café es contar con semillas procedentes de una cosecha reciente. La razón es que cuanto más tiempo pasa desde la cosecha, más pierden su poder germinativo las semillas.

Cómo se siembra el café: los semilleros

La manera como se siembre el café requiere seguir una serie de procesos que influyen en el resultado final y que pueden hacer que un café sea excelente o no.

Una vez tenemos las semillas de cosecha reciente, hay que plantarlas en los semilleros con compost nuevo. Esta es la manera cómo se siembra el café paso a paso para garantizar la germinación controlada de los plantones y evitar enfermedades hasta su plantación definitiva en los cafetales.

Los semilleros se deben regar a diario hasta que la planta germine. Pero es importante utilizar la cantidad de agua justa, ya que se trata únicamente de mantener húmedo el sustrato. Las plantas suelen germinar entre 2 y 6 meses, y entre 6 y 8 meses en alcanzar una altura de 15 a 20 cm. En ese momento ya se pueden trasplantar.

La siembra en los cafetales

La siembra suele hacerse de manera manual o mecánica, dependiendo de la orografía del terreno y del tipo de explotación. En el caso de café de calidad o de pequeñas plantaciones, tanto la plantación como la cosecha suele hacerse a mano.

La densidad de siembra del café depende mucho de la altitud de la plantación pero, en general, se deja un espacio entre plantones de 2x2,5 metros.

Los cafetales donde se siembra el café suelen estar situados a una altura en la que las temperaturas se mantienen entre los 18°C y los 24°C durante todo el año.

Siembra de los plantones Siembra de los plantones

La época de siembra del café

La falta de agua puede retrasar el crecimiento o incluso la muerte de los cultivos recién plantados. Así, la época de siembra del café más propicia es aquella en la que se inicia el período de lluvias en cada región, que garantiza que el suelo tenga las condiciones de humedad adecuadas.

En los últimos años, la siembra del café se está viendo afectada por las consecuencias del cambio climático, que prolonga las épocas de sequía y la irregularidad en la época de lluvias.

Los cultivos a la sombra

El cultivo a la sombra es el cultivo más tradicional en el proceso de siembra del café. La principal característica es que se alterna la siembra de cafetos con el de árboles de mayor tamaño, de manera que, en zonas de mucho sol, la sombra de los árboles protege a los cafetos.

Bonka, en el fomento de las buenas prácticas en el proceso de siembra y cosecha del café, trabaja desde hace años con los caficultores en este tipo de cultivo sostenible ambientalmente. La ventaja es que se mantiene una temperatura más constante tanto en verano como en invierno y se preserva la diversidad de flora y fauna ayudando así al control de plagas.

La floración del café

El proceso del café desde la siembra hasta el consumo se inicia con la floración. Desde el momento de la siembra de café pueden pasar entre 4 y 5 años hasta que una planta de café empiece a producir frutos que se puedan cosechar. Los cafetos producen unas flores que luego se convierten en cerezas de café, que tardarán en madurar entre 30 y 35 semanas, dependiendo de la variedad, la humedad y la temperatura.

En la mayoría de países productores de café suele producirse una cosecha al año, aunque hay excepciones. En la siembra de café en Colombia se producen dos florecimientos al año y, por lo tanto, dos cosechas.

Flor del café Flor del café

La cosecha

La cosecha del café, una vez los frutos están maduros, se puede realizar de dos formas: mecanizada o manual.

La primera de ellas es la que se lleva a cabo en las grandes plantaciones de café, situadas en zonas planas. El inconveniente principal de este tipo de cosecha es que se recogen todos los frutos, hayan alcanzado o no el punto óptimo de maduración.

En cambio, el café de siembra y cosecha manuales es de mejor calidad porque solo se recogen las cerezas que están maduras. En la recolección selectiva, los caficultores vuelven al árbol en varias ocasiones para cosechar las cerezas que van madurando. Es el tipo de cosecha que se realiza en zonas de difícil orografía y en cultivos a la sombra.

Bonka lleva más de 80 años trabajando para cultivar más y mejor café, sostenible y respetuoso con el medio ambiente. En este sentido, trabaja conjuntamente con los agricultores para establecer en qué mes se siembra el café, el tipo de cultivo más adecuado y las técnicas más apropiadas.

Los cuidados del cultivo de café

La siembra del café es un proceso delicado que necesita un cuidado constante, desde el control del riego que garantice una humedad constante, hasta el control de plagas y enfermedades.

Actualmente se tiende a cultivos sostenibles, respetuosos con el entorno y la biodiversidad de la zona de cultivo. En este sentido, en el proceso de siembra del café ecológico no se utilizan pesticidas químicos y la recolección es manual. Todo ello garantiza que el proceso del café desde la siembra hasta el consumo sea sostenible.

El café sigue un largo camino desde la siembra hasta la taza El café sigue un largo camino desde la siembra hasta la taza

De la plantación a la taza

El seguimiento de la siembra de café paso a paso nos permite hacernos una idea de cómo llega a nuestras tazas una bebida tan estimulante y exquisita como el café.

El café que consumimos a diario son las semillas tostadas del cafeto. Por eso, el grano de café es también una semilla de café para sembrar. Una vez maduran los frutos del café sembrado, se recolectan, se secan, se tuestan, se envasan y ya están listos para llegar a nuestras mesas.

El proceso para sembrar café es un proceso delicado, en el que se sientan las bases para obtener un café de primera calidad. Por eso Bonka trabaja al lado de los caficultores en todo el proceso, desde el sembrado de café hasta la comercialización para ofrecer un café de la mejor calidad, sostenible, respetuoso con el medio ambiente, con los productores y con todos los que disfrutamos de taza del mejor café.