Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Comprar café
El somelier

5 TRUCOS PARA CONSEGUIR UN CAFÉ CON ESPUMA PERFECTO

El café y la leche son compañeros inseparables. Buena parte del café lo consumimos junto con esta bebida, en forma de cortado y del clásico café con leche, pero también en capuccinos, café latte, vienés o moka. El secreto de estas presentaciones es conseguir un café con espuma de leche perfecta.

Este tipo de preparación de la leche, espumosa pero estable y muy cremosa, se consigue incorporando aire a la leche caliente o fría. En las cafeterías, es fácil hacer espuma de leche gracias a los vaporizadores incorporados en las cafeteras profesionales. Pero también es posible conseguir el mismo efecto en casa con utensilios muy comunes. Hoy te explicamos cómo hacer café con espuma en casa de forma fácil y rápida.

En esta ocasión, hemos buscado la cafetera ideal para cada familia y tipo de personalidad.

Escoge el tipo de leche adecuada

La espuma de leche se consigue mucho más fácilmente con leche entera. La cantidad de proteínas y grasas que contiene permite que reaccione con el calor y la aplicación de vapor o el uso de la batidora y de esta manera atrape las pequeñas burbujas de aire que se van formando. Por eso, es mucho más difícil hacer espuma de leche con leche desnatada y con bebidas vegetales que no tienen prácticamente grasas. En este caso, las bebidas de soja y almendras son las más adecuadas para conseguir una espuma que, eso sí, difícilmente será como la que se obtiene de la leche.

Además, si quieres conseguir una espuma de leche caliente, es mejor que no calientes demasiado la leche antes de prepararla. Si hierve o está mucho tiempo en el fuego, se pueden destruir parte de las proteínas y no obtendríamos la consistencia deseada.

Para preparar un buen café con leche o un cappuccino también hay que tener en cuenta la crema del mismo café. Aunque en estos casos no hablamos de espuma de café sino de crema, una sustancia que se forma, por ejemplo, en los cafés expreso. Esta crema está formada por pequeñas burbujas de aire y elementos del café, como sus aceites, que emulsionan durante la extracción.

Dedo lleno de espuma de café Dedo con espuma de café

1. Cómo hacer espuma de leche con la cafetera expreso o superautomática casera

Si tienes la suerte de tener una de estas cafeteras en casa, probablemente lleve incorporada un pequeño vaporizador. Con este accesorio ya no tienes que preocuparte de cómo hacer espuma en el café casero, prácticamente lo hace solo.

Pon un poco de leche en una jarra, no más de la mitad ya que la leche coge mucho volumen, sitúa la boca del vaporizador en la leche, cerca de la pared de la jarra, pero sin tocarla y activa la función de vaporizador. En pocos segundos obtendrás una deliciosa espuma para tu café preferido.

2. Cómo hacer espuma de leche para café con un tarro y el microondas

Si no tienes una cafetera expreso en casa, no te preocupes. También puedes hacer espuma para tu café con leche preferido. Para conseguir un efecto parecido al del vaporizador, tan solo necesitas un tarro limpio con tapa y la ayuda del microondas.

Pon un poco de leche, no más de la mitad de la capacidad del tarro, y cierra bien con la tapa. Llega el momento de la verdad, sacude con fuerza el tarro durante unos 30 segundos hasta que se forme la espuma y la leche prácticamente doble su volumen.

Ya tienes una espuma de leche fría. Para calentarla y estabilizarla, destapa el frasco y ponlo en el microondas a máxima potencia durante 30 segundos y tienes una deliciosa espuma lista para preparar un buen latte o cappuccino.

3. Cómo hacer espuma para el café con la batidora eléctrica

La batidora eléctrica o un pequeño batidor para leche te serán de gran ayuda si te preocupa cómo hacer café con espuma en casa. Una vez que tengas la leche caliente, pones la batidora del pequeño mixer dentro de la leche y accionas. En pocos segundos, el aire se habrá juntado con la leche y tendrás una espuma perfecta para tus creaciones cafeteras.

Un pequeño truco para no ensuciar toda la cocina con salpicaduras de leche es tapar el recipiente donde hagamos la espuma con papel film, dejando solo una parte para poner el brazo de la batidora.

Mixer de cafe Mixer de café

4. Cómo hacer espuma para café con la batidora manual

Una batidora de mano también te puede servir para conseguir una buena espuma de leche, controlando mucho mejor el proceso y el punto que quieres conseguir.

Para ello calienta la leche, no más de 70ºC, ponla en un recipiente amplio y, ¡a batir! Poco a poco, verás que la leche coge volumen y se vuelve un poco más espesa. Ya tienes una espuma de leche lista para usar en el punto que tú decidas.

Por cierto, con esta misma técnica puedes preparar la receta de espuma de café, una preparación que se elabora con la misma cantidad de café soluble, agua y azúcar. Con estos elementos y batiendo a mano o con la batidora eléctrica se consigue una espuma estable de puro café.

5. Cómo hacer un café con leche espumoso con la cafetera de prensa francesa

Este es nuestro método preferido para conseguir la preciada espuma de leche. La cafetera de prensa francesa sirve tanto para preparar un café intenso y sabroso como para conseguir una espuma perfecta de leche. Para ello, añade leche fría o caliente en la cafetera y sube y baja el émbolo hasta conseguir la espuma.

Con este tipo de cafeteras se consigue una espuma firme, duradera y muy cremosa con sorprendente facilidad y es una buena forma de sacar todo el provecho a esta cafetera.

Con el mejor café Bonka, equilibrado y aromático, y estos trucos sobre cómo hacer espuma de leche casera para el café ya puedes disfrutar de un buen cappuccino o un café con leche muy cremoso sin salir de casa.