Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Comprar café
Sostenibilidad

La máquina de café expreso: Manual para sacarle todo el partido

Sin duda es la estrella absoluta en bares y cafeterías. La máquina de café expreso es la responsable de prácticamente todos los cafés que tomamos fuera de casa. Es rápida y ofrece un café de calidad, intenso y con cuerpo. Por eso, son muchos los que se animan a tener también una cafetera expreso en casa.

Hoy os desvelamos todos los secretos sobre esta cafetera y cómo obtener el mejor café con ella.

Cuál es la mejor cafetera expreso doméstica

Existen multitud de modelos, con un amplio abanico de precios y prestaciones, así que escoger la mejor cafetera expreso para casa depende de muchos factores, pero especialmente del resultado y la facilidad de uso que queramos.

En el mercado encontramos dos grandes modalidades de cafeteras expreso:

MANUALES - Son más económicas y permiten controlar todo el proceso de extracción del café, pero requieren de más práctica y conocimientos sobre el café.

AUTOMÁTICAS - Algo más caras, se pueden programar y su uso es más sencillo. Con las automáticas siempre obtenemos un café de la misma calidad.

Además, la cafetera puede llevar diferentes accesorios como vaporizador de vapor para calentar la leche o un molinillo incorporado. En todos los casos, es importante que la cafetera alcance los 9 bares de presión, siendo recomendables las que ofrecen 15 bares de presión.

Existe una gran variedad de cafeteras expreso para casa Existe una gran variedad de cafeteras expreso para casa

Cómo funciona la máquina de café expreso

Lo que distingue las cafeteras expreso del resto es la presión a la que somete el agua para obtener la infusión. Con las máquinas expreso se consigue una extracción muy intensa en muy poco tiempo.

El mejor café expreso se obtiene en sólo 20-30 segundos empujando agua (a unos 90-95 ºC) con una presión de 9 atmósferas a través de un cacillo con filtro lleno de café molido.

El origen de la máquina espresso se sitúa en Italia a principios del siglo XX. Espresso en italiano significa rápido, por tanto, el objetivo de estas cafeteras era obtener un café en pocos segundos.

La primera cafetera expreso se patentó en 1901 y usaba el vapor de agua para obtener una infusión de forma más rápida que los métodos existentes, pero aún no era capaz de generar la presión necesaria para obtener un café tal y como lo conocemos hoy en día.

No fue hasta después de la Segunda Guerra Mundial que el fabricante Achille Gaggia consiguió perfeccionar la máquina espresso y llegar hasta los 10 bares de presión gracias a un pistón accionado por el barista. En 1961 Ernesto Valente perfecciona la espresso introduciendo una bomba motorizada que trasladaba el agua y proporcionaba 9 bares de presión.

Cómo preparar café en cafetera expreso Cómo preparar café en cafetera expreso

Qué necesitamos para preparar un buen café expreso

Preparar un buen café expreso no es complicado, pero sí hay que tener en cuenta 4 elementos fundamentales:

AGUA
El 88% de un café expreso es agua. Por eso, al preparar una taza de café, el sabor depende de la calidad del agua. El agua tiene que ser fresca, limpia, sin olores y sabores. Si el agua es muy dura provoca acumulación de cal y si es demasiado blanda, puede suceder que se desgasten las piezas de plástico y goma.

CAFÉ
El café debe ser de calidad, pero sobre todo debe tener el grado de molienda adecuado. La mejor opción para una cafetera expreso es café molido fino, con una textura parecida a la harina, ya que así se obtiene el máximo sabor en pocos segundos de extracción.

El café Bonka Molido Espresso Natural es perfecto para tu máquina expreso El café Bonka Molido Espresso Natural es perfecto para tu máquina expreso

El café Bonka Molido Espresso Natural está especialmente preparado para sacar el mayor partido a tu cafetera expreso con una mezcla de variedades con notas afrutadas y matices a cacao.

Si prefieres usar tu cafetera express con café en grano, asegúrate de contar con un molinillo que pueda obtener un café molido fino y homogéneo.

La cantidad de café necesaria por taza es entre 7 y 8 gramos. Generalmente el cacillo de la cafetera indica el máximo de café que hay que usar.

MANTENIMIENTO
La cafetera debe tener un correcto mantenimiento. El café es muy sensible y absorbe todos los olores y sabores. Por eso, es necesario extraer la ducha cada día y limpiar el grupo, cacillo y porta filtro utilizando productos específicos. Así obtendremos una extracción homogénea.

LA TAZA
La taza también tiene un papel importante en la experiencia cafetera. Para obtener una buena crema es necesario que la taza tenga un fondo ligeramente curvo. Además, si es de loza o porcelana mantiene el calor durante más tiempo.

Mantenimiento cafetera expreso Mantenimiento cafetera expreso

Pasos para preparar un café expreso en casa

Aunque existen muchos modelos de cafeteras expreso con varias funciones y grados de automatización, por lo general, estos son los pasos para preparar un buen café con ellas.

1. Llena el depósito con agua mineral a temperatura ambiente.

2. Gira el cacillo en el sentido de las agujas del reloj para separarlo de la cafetera. Si no lo tiene incorporado, coloca el filtro metálico en el interior del cacillo.

3. Si tienes una cafetera express para café en grano, activa el molinillo para moler el café necesario.

4. Pon dos cucharadas de café molido fino en el cacillo y prénsalo con fuerza con ayuda del accesorio correspondiente.

5. Vuelve a colocar el cacillo en la cafetera girando en sentido contrario a las agujas del reloj hasta que esté bien sujeto.

6. Pon la taza debajo del cacillo y acciona la cafetera. En sólo 30 segundos obtendrás un fantástico café expreso.

La crema es la clave

El café expreso se prepara con más cantidad de café molido por taza que con los otros métodos, por eso se obtiene un café con mucho cuerpo. Además con la presión y la temperatura se liberan aceites que le dan untuosidad y dióxido de carbono que es el responsable de la característica crema.

Esta crema es un indicador de la calidad del café, su color debe ser parecido a la avellana y con suaves estrías.

Si la crema es muy oscura y con un punto blanco o agujero en medio quiere decir que hemos puesto demasiado café, demasiado molido o durante mucho tiempo. En cambio, si la crema es muy clara o inconsistente significa que el café molido es demasiado grueso o no ha tenido suficiente tiempo para la extracción.

Preparar un café como un auténtico barista en casa es posible con una cafetera expreso, el mejor café Bonka y estos sencillos consejos.

La crema del café es de color avellana La crema del café es de color avellana