Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Comprar café
El somelier

Residuos plásticos y el mundo del café: un camino hacia la sostenibilidad

Los residuos plásticos representan actualmente uno de los mayores problemas de contaminación medioambiental. Su disminución y reciclaje se presentan como los grandes objetivos a conseguir a corto plazo. Pero los residuos plásticos generados por multitud de productos que compramos habitualmente no son el único objetivo. Para preservar la salud medioambiental del planeta se debe intervenir en todos los procesos de la cadena productiva, desde el cultivo hasta el envasado.

Los residuos del café: reciclaje en casa

Cada vez que nos preparamos una taza de café, generamos residuos, tanto orgánicos como inorgánicos. Los residuos del café son restos orgánicos que podemos aprovechar y reutilizar en casa, ya que tienen múltiples usos.

Los residuos del café son ricos en nitrógeno y fósforo, dos nutrientes esenciales para el crecimiento de las plantas. Los posos del café sirven como abono de las plantas que tenemos en el balcón o en el jardín de casa. Son buenos porque ayudan a retener el agua de la tierra y mejoran el drenaje.

Los posos del café también son útiles a la hora de prepararnos una mascarilla exfoliante o anticelulítico. Para poderlos utilizar como exfoliante se deben mezclar con aceite hidratante o con gel de ducha. Para usarlos como anticelulítico, en cambio, deben mezclarse con aceite de coco. Los antioxidantes del café, que permanecen en los posos, ayudan a combatir la grasa que se acumula debajo de la piel.

Los residuos del café son un abono natural para las plantas Los residuos del café son un abono natural para las plantas

Consecuencias de los residuos plásticos: el mal de los ecosistemas

A menudo se escuchan noticias de la contaminación por plásticos en diferentes puntos del planeta. Las consecuencias de los residuos plásticos mal tratados son nefastas para los ecosistemas, tanto por los compuestos químicos que desprenden en su proceso de degradación como porque pueden tardar entre cientos y miles de años en degradarse y desaparecer.

Bonka, consciente de la contaminación de residuos plásticos que generan los envases y los efectos que tiene sobre el medio ambiente, trabaja para reducir cada vez más el uso de plásticos no reciclables en los envases.

De hecho, desde hace tiempo la parte exterior de los paquetes de café está fabricada solo con papel 100% reciclado. Y desde Nestlé se trabaja para que el 100% de los envases sean reciclables o reutilizables en 2025 con el objetivo de evitar la contaminación de residuos plásticos y caminar hacia un futuro sin desperdicios.

Efectos de la contaminación por residuos plásticos en el medioambiente

La contaminación por residuos plásticos afecta a todos los ámbitos del planeta: mar, tierra y aire.

La descomposición de los plásticos que caen al suelo y no se reciclan adecuadamente libera sustancias tóxicas que acaban penetrando en el subsuelo y afectando a la larga a las aguas subterráneas y a los nutrientes de la tierra. Por extensión, esas substancias acaban llegando a los organismos de animales y personas que se alimentan de lo que se cultiva en la tierra.

Lo mismo pasa con los plásticos que terminan en el mar y que acaban enredados o ingeridos por los peces, causándoles en ocasiones la muerte por asfixia. La quema y desintegración de los plásticos también afecta al aire que respiramos al liberar sustancias tóxicas durante el proceso de descomposición.

Tan importante o más que la reducción de los residuos plásticos es un correcto reciclaje.

La contaminación por residuos plásticos está presente en todos los ámbitos de la vida cotidiana La contaminación por residuos plásticos está presente en todos los ámbitos de la vida cotidiana

Abono para plantas: el uso más habitual del residuo del café

El uso más habitual del residuo de café es como abono para enriquecer la tierra. Pero hay que tener cuidado y no usarlo de manera excesiva.

Los residuos de café mejoran el suelo y aportan esponjosidad, pero si nos sobrepasamos podrían incrementar la acidez del suelo y provocar que las hojas de las plantas se resequen. Por lo tanto, utilizar los residuos de café como abono una vez al mes es más que suficiente para tener unas plantas bien cuidadas.

Los residuos del café: combustible natural

Los residuos del café, además de abono para plantas, cosmética casera, ahuyentador de insectos natural o neutralizador de malos olores, también destacan como combustible vegetal para calderas.

Los posos de café tienen un elevado poder calorífero y son un biocombustible adecuado para la generación de energía en forma de vapor.

Nestlé, en su compromiso con la sostenibilidad medioambiental y con el objetivo de impulsar la economía circular, puso en marcha hace dos años en una de sus fábricas una caldera que funciona con la energía de los posos de café.

Lo habitual es convertir los residuos del café en pellets, pequeños comprimidos en forma de tubo, que luego se usan como combustible para calderas y estufas.

Impacto medioambiental del café: cultivo sostenible

Los residuos que se vierten al planeta son un problema de las sociedades actuales. Es responsabilidad de todos, y cada uno en su medida puede llevar a cabo acciones que reviertan en el cuidado del entorno y del medio ambiente.

Bonka, consciente de que la agricultura sostenible es el futuro, promueve las buenas prácticas en el cultivo del café.

La agricultura sostenible se basa en el uso de métodos de cultivo que mantienen la fertilidad y calidad del suelo, preservan la pureza del agua, reciclan los recursos naturales y ahorran energía.

El uso de técnicas tradicionales de siembra, como el cultivo intercalado o la polinización de los cafetales con abejas contribuye a la reducción del uso de pesticidas, de residuos plásticos y de emisiones de gases.

Plantación de cultivo intercalado de café y otras especies vegetales Plantación de cultivo intercalado de café y otras especies vegetales

Los beneficios de la agricultura sostenible en el mundo del café

La agricultura sostenible ofrece numerosas ventajas frente a otros tipos de agricultura. Además de contribuir a la preservación del medio ambiente, también influye en la protección de la salud pública, refuerza las economías locales y ayuda a la reducción de los residuos plásticos y su impacto medioambiental.

En los cafetales en los que se practican cultivos sostenibles, se protege el suelo y se crean hábitats para multitud de especies animales y vegetales.

Bonka colabora desde hace años con los cafetaleros y sus comunidades en promover una agricultura sostenible y responsable que preserve los ecosistemas de las zonas de cultivo en el presente y garantice la capacidad de las generaciones futuras de satisfacer sus necesidades.

Además del compromiso con las comunidades productoras, Bonka está comprometida con la sostenibilidad a lo largo de toda la cadena de producción. Por ejemplo, en nuestra fábrica se generan cero residuos a vertedero y el total de le energía eléctrica que se utiliza proviene de fuentes renovables. Sin olvidar que trabajamos continuamente para reducir cada vez más el plástico de los envases.