Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Comprar café
El somelier

El sello RFA: certificado de calidad en el proceso de café

Los cafés certificados están cada vez más presentes en comercios y cafeterías. Los sellos de sostenibilidad para la certificación del café, además de ofrecer un café de mayor calidad, tienen como finalidad verificar todo el proceso de café, desde el momento de la siembra hasta el del consumo. Y esto se traduce en beneficios económicos, sociales y medio ambientales.

Sellos de café: proceso sostenible y buenas prácticas

La demanda de café a nivel mundial crece constantemente y con ella la exigencia de los consumidores que buscan un mejor producto. El certificado de calidad sobre café y proceso de producción garantiza que el producto ha sido elaborado según unas buenas prácticas y unos estándares de sostenibilidad preestablecidos.

Para conseguir la certificación de un café, cada productor debe demostrar las diferencias en el proceso de su café respecto a las de otros que se encuentran en el mercado. En el procedimiento de certificación se verifica la trazabilidad del café desde que se siembran los cafetos hasta que el café llega a nuestras manos listo para ser consumido.

La forma de medir esa trazabilidad depende de los estándares específicos de cada sello, ya que no todos son iguales. Si el productor logra demostrar que cumple con todos los estándares, obtiene el derecho a utilizar el sello correspondiente en los envases de su café.

Diferentes sellos de certificación

Hay diferentes sellos que certifican las buenas prácticas en el proceso de producción de café, como puede ser su origen orgánico sin uso de productos químicos o la conservación de la biodiversidad durante el proceso productivo.

Entre los sellos certificativos de la producción del café destaca el de Rainforest Alliance (RFA), que promueve la acción colectiva para las personas y la naturaleza. El sello RFA amplifica y refuerza los impactos beneficiosos de las selecciones responsables, desde las fincas y los bosques hasta el producto que nos llevamos a casa.

El sello de café RFA es fácilmente reconocible por su símbolo de una rana de color verde.

Rainforest es una organización internacional sin ánimo de lucro que trabaja en la construcción de una unión entre negocio, agricultura y bosques para proteger la biodiversidad, tomar acciones sobre el clima, promover los derechos y mejorar los medios de vida de la población rural.

Sello RFA Sello RFA

Bonka, sello RFA y certificación ecológica

Todo el café de producción de la gama Premium de Bonka, como es el Puro Colombia y el Espresso Natural, cuenta con el sello RFA.

Una producción de café certificada con el sello RFA es aquella que promueve medios de vida y condiciones laborales dignas para los agricultores, así como la equidad de género y el acceso a la educación para los niños de las comunidades cafetaleras.

Además de la certificación RFA existe la certificación de café ecológico, en la que en la producción de café no se utilizan pesticidas ni fertilizantes y, sobre todo, los cultivos no pueden ser transgénicos. El café Bonka Ecológico cuenta también con esta otra certificación, que se identifica en el paquete con el dibujo de en una hoja blanca sobre fondo verde.

En nuestro país, los estándares medioambientales que deben cumplir los cultivos o productos para conseguir el certificado ecológico vienen marcados por la normativa europea.

Café Bonka Gama Premium Café Bonka Gama Premium

Responsabilidad compartida en el proceso de producción del café

Bonka trabaja desde hace más de 80 años al lado de los agricultores para producir más y mejor café. Ante las nuevas amenazas que se ciernen sobre las plantaciones de café a causa del cambio climático y sus consecuencias, desde Bonka fomentamos las buenas prácticas en el proceso de producción del café.

Nuestro proyecto se basa en la creación de valor compartido en la producción de café, proceso en el que están implicados agricultores, comunidades y planeta.

El objetivo es apoyar a los agricultores en su camino de mejora continua y destaca por su afán para hacer de la agricultura una actividad económica atractiva y sustentable para las generaciones de cafetaleros actuales y futuras.

La sostenibilidad de la cadena de producción del café

La sostenibilidad es la pieza clave para garantizar la producción cafetalera y, por lo tanto, debe estar presente en todas las etapas de la cadena de producción del café.

La sostenibilidad es la garantía de preservar el medio ambiente y satisfacer a todas las partes implicadas en el ciclo de producción del café, asentando así un sector cafetero duradero y próspero.

En este sentido, los sellos de certificación de la calidad del café avalan que se ha seguido un proceso sostenible en las diferentes etapas de producción del café, desde el origen, el cultivo, la compra a precio justo y, en último término, la calidad.

La certificación RFA asegura, a través de una minuciosa auditoría independiente, que el café cumple con los estándares de sostenibilidad ambiental, social y económica.

Certificación de calidad: beneficio para todas las partes

El objetivo de los sellos de certificación de calidad es garantizar la sostenibilidad en todas las etapas del proceso de producción del café.

En este sentido, una de las características de Rainforest Alliance es su uso del poder de los mercados para detener a los principales impulsores de la deforestación y la destrucción ambiental: la extracción de madera, la expansión agrícola, la ganadería y el turismo.

El objetivo es asegurar que millones de hectáreas de bosques productivos en todo el mundo, fincas y tierras ganaderas sean manejadas de acuerdo con normas rigurosas de sostenibilidad en el proceso de producción del café.

La certificación de calidad asegura un aumento de la eficiencia de las fincas, reduce el uso de insumos costosos y mejora la administración. Todo ello acompañado de un lugar de trabajo más limpio, más seguro y donde se respetan los derechos de los cafetaleros.

Además, la certificación ofrece a los productores mejoras en el acceso a los compradores, una estabilidad contractual, muy importante en el negocio fluctuable de la producción de café, opciones crediticias favorables, publicidad, asistencia técnica y mercados ”Premium”.

Todas estas mejoras en el proceso de producción repercuten en último término en la calidad del café.

Mujer recolectando cafés Mujer recolectando cafés

A la hora de elegir: mejor café certificado

El café certificado es cada vez más demandado. Un café con sello certificado nos asegura tanto la calidad del café que vamos a consumir como toda una serie de responsabilidades durante el proceso de producción.

Por lo tanto, si estamos sensibilizados con el problema medio ambiental, social y económico, optaremos siempre que podamos por un café certificado, como la gama Premium de Bonka.

Gracias a los beneficios y ventajas que representa cultivar un café certificado, los cafetaleros pueden mejorar la calidad de vida de sus familias y comunidades, a la vez que pueden invertir en el cultivo de mejores granos y afrontar dificultades tales como los efectos del cambio climático y las variaciones repentinas de los precios de mercado.