Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Comprar café
El somelier

DEL CAFÉ FUERTE AL MÁS SUAVE. TODO LO QUE DEBES SABER SOBRE LA INTENSIDAD DEL CAFÉ

El sabor y aroma del café son inconfundibles. Tiene un sabor potente, único y muy especial que, siendo muy particular, puede tener muchas variaciones, como en la intensidad. Son muchos los amantes del café fuerte en nuestro país, que otros denominan café intenso. Lo cierto es que los conceptos de intensidad y fuerza a menudo se confunden con la acción de la cafeína, el compuesto excitante del café.

El sabor del café tiene muchos matices, tanto en intensidad como en los aromas que se pueden percibir. El tipo de grano de café, el proceso al que se somete después de la cosecha, el tueste, el grado de molido y la forma de preparar el café influyen en su sabor y aroma de forma determinante. Estos son los factores que permiten obtener un café suave o más intenso.

Qué es la intensidad del café

Si hablamos de intensidad del café, el sabor y el aroma son los únicos parámetros que se tienen en cuenta. La intensidad es una escala que se usa para determinar el grado en que se perciben los sabores y aromas tanto en la nariz como en la boca.

Esta intensidad viene dada por el nivel de acidez y amargor del café, la potencia de sus aromas y la persistencia de los sabores una vez degustado. En sí mismo, la intensidad del café no determina su calidad, ni que sea más o menos excitante.

Otra característica que suele ir ligada y suma a la percepción de intensidad, es el cuerpo del café. Se denomina cuerpo a la textura que tiene la infusión y que notamos en la boca, aunque no por el sentido del gusto sino por el tacto. Muy a menudo, el café intenso también tiene cuerpo, una textura casi espesa y sedosa en la boca.

El café fuerte o intenso no implica que tenga más cafeína

Inconscientemente, asociamos un café de sabor intenso a un café con más cafeína, pero esto no es así.

La cantidad de cafeína de un café viene dada por el tipo de grano, el tueste y la forma de extracción. En este sentido, un café expreso tiene una mayor proporción de cafeína, pero al tomar poca cantidad, ingerimos menos cafeína que en un café largo preparado con una cafetera de goteo. De hecho, el café extraído en frío, el cold brew, es uno de los cafés con mayor cantidad de cafeína, aunque su sabor es muy suave y nada amargo.

Además, los cafés de sabor fuerte se pueden obtener con un tueste más oscuro. Pero con el tostado del café, se pierde parte de la cafeína del grano. Por eso, paradójicamente, un café tostado ligeramente es más fresco, ácido y ligero de sabor, pero conserva más cafeína que uno mucho más tostado e intenso.

En el mercado existen varios productos que se venden con el reclamo de ser el café más fuerte del mundo y que ofrecen no un café de sabor fuerte, sino productos con una cantidad de cafeína mucho mayor a la media.

Algunos de estos cafés contienen hasta el doble de la cantidad de cafeína por taza de lo recomendado como consumo total diario para una persona sana. Por eso, pueden provocar taquicardias, malestar y problemas de salud. En definitiva, tomar una taza de estos cafés es el equivalente a tomar mucho café, como 7 tazas de café convencional. Sin duda, para la mayoría de nosotros, se trata de demasiado café.

En todo caso, lo que se vende como el café más fuerte del mundo no significa que sea un café más fuerte de sabor, por lo que podemos disfrutar de cafés intensos sin aumentar la cantidad de cafeína diaria.

Café tostado en mano Café tostado en mano

Qué factores influyen en la intensidad del café

El sabor y aroma del café vienen marcados, en parte, por el fruto; pero se puede modificar en todo el proceso desde el grano hasta la taza.

1. EL GRANO

De entrada, la variedad de café ya determina parte de su sabor. Los granos de café robusta tienen un sabor más amargo e intenso que los cafés arábica. Además, también contienen más cafeína. Por eso, la mayoría de cafés intensos o fuertes contienen una parte de café robusta.

2. EL TUESTE

El tueste de los granos de café es el segundo paso para determinar su potencia de sabor. Existen varios grados de tostado en los que se desarrollan sabores y aromas diferentes. En un tueste ligero, la acidez y los aromas frescos y frutales toman protagonismo. En un tueste medio, muy habitual, conseguimos un café un poco más dulce, equilibrado, pero sin notas amargas. El tueste oscuro es donde se consiguen sabores más intensos, con un grado de amargor que generalmente asociamos al café intenso.

3. LA CAFETERA

Finalmente, la forma de preparar el café termina por redondear la intensidad y sabor del café. Un café expreso, por ejemplo, consigue extraer el máximo de sabor, cuerpo e intensidad en poco café gracias a la proporción de agua y café, la presión y la temperatura a la que somete el café molido.

La cafetera italiana consigue un resultado similar al café expreso, con menos cuerpo, pero con cierta intensidad. La cafetera de prensa francesa también consigue un café y sabor intensos ya que el café molido grueso está durante más tiempo en contacto con el agua caliente, extrayendo de esta forma los sabores y aceites del café.

En cambio, las cafeteras de goteo, las manuales como la Chemex y la extracción de café en frío (cold brew), consiguen un café mucho más ligero y limpio, especialmente si se usa café arábica.

Tanto si eres partidario de un café extra fuerte como si buscas un café intenso pero equilibrado o prefieres uno suave, los cafés de Bonka se adaptan a todos los gustos. Combina los mejores cafés molidos o en grano de Bonka con la cafetera adecuada y consigue la taza de café perfecta para ti.

Cafetera de café doble Cafetera de café doble